Cuidado, los generadores de nombres pueden influenciarte

Hoy os traemos un artículo que se sale de las líneas generales para enseñaros algo de lo que no solemos ser conscientes cuando usamos un generador de nombres. Éstos son herramientas que sirven para crear un nombre a partir del ajuste de un par de valores, pero, sin embargo, estas utilidades pueden manipularnos o influenciarnos sin darnos cuenta. A continuación, os decimos cómo.

Compra de dominios

En el caso de los generadores de nombres que ofrecen la posibilidad de crear un nombre y comprobar si éste está disponible como dominio, nos redirigen a un proveedor de dominios determinado con el que se lucran. Es cierto que estas páginas web nos ofrecen unas herramientas de forma gratuita, y que, por algún lado, tienen que ganar dinero.

Sin embargo, tenemos que mirar por nosotros y no comprar en el primer proveedor que veamos, sino comparar. Lo único bueno, es que, normalmente, ese proveedor suele ser GoDaddy, una buena empresa.

Creación de páginas web

Por otro lado, encontramos generadores que nos ofrecen un “todo en 1” en forma de pack: nombre + dominio + página web. Es el supuesto de las plataformas de tiendas online, las cuales ofrecen un servicio bastante completo, pero que condiciona al usuario, que no tiene mucha idea sobre ello, a crear una tienda online con dicha plataforma, la cual puede no ser la mejor idea.

Y decimos que no puede ser la mejor idea porque esa plataforma puede no ajustarse a lo que quiere el usuario, o, incluso, puede no precisar de una página web.

Errores en el nombre

Este supuesto es un poco rebuscado, pero puede cumplirse perfectamente. La mayoría de generadores ofrecen nombres con fallos gramaticales u ortográficos, algo que no es problema para la gente que tiene cierta formación. Sin embargo, hay gente que no tiene esa formación y puede no contemplar esos errores gramaticales u ortográficos.

Lo que al final ocurre, es que esa persona escoge el nombre para denominar a su empresa, pero no sabe que éste no es nada adecuado, ni serio, ni profesional. Lamentablemente, esa empresa va a nacer prácticamente muerta porque ¿Quién va a confiar en una empresa que tiene un error tan garrafal en el nombre de la misma?

Es una autentica pena porque, quizás, ese pequeño empresario tiene una idea de negocio genial, pero el nombre le sentencia desde el principio.

Otros temas que puede consultar:

2019-03-28T14:18:15+00:00