Las 5 claves para saber elegir un nombre de empresa

Existen muchas herramientas que permiten encontrar nuestro nombre ideal a partir de una simple búsqueda, como son los generadores de nombres. Sin embargo, hay que tener claras ciertas nociones porque elegir un nombre no es tan fácil como parece. Un nombre de empresa perdura en el tiempo, por lo que debemos atender a ciertos aspectos para elegir el correcto.

Corto

Es necesario que el nombre que elijamos sea corto por muchos motivos, entre los cuales quiero destacar los siguientes:

  • Si escogemos un nombre corto, la gente nos recordará con más facilidad.
  • Si vamos a crear una página web, es requisito esencial que el nombre sea corto para su posicionamiento.
  • Nos diferenciaremos más, si elegimos un nombre corto y con significado.

Pronunciación

Por otro lado, es esencial que el nombre que elijamos sea fácil de pronunciar por cualquier persona. A poder ser, no deben aparecer dificultades fonéticas entre hablantes de distintos idiomas, ya sean ingleses, alemanes, franceses o japoneses. Esto es realmente complicado de conseguir, pero nos facilitará las cosas en el futuro, si decidimos expandirnos.

Evita las consonantes

No queremos decir que tengáis que elegir un nombre con solo vocales, sino que tengan las menos posibles, a poder ser, evitad la Z y la K. Esto es así porque en muchos idiomas estas consonantes se pronuncian de forma totalmente distinta, algo que puede desvirtuar el espíritu del nombre.

Mi consejo es que acudáis a las consonantes más comunes a la hora de elegir el nombre.

Evita símbolos y números

Estos elementos sólo traen problemas, ya que internet tiene un funcionamiento muy peculiar y los buscadores no son muy amigos de los símbolos y números. Especialmente, el posicionamiento web se torna bastante complicado, si nuestro dominio tiene símbolos y números.

Además, para la gente será más complicado acordarse de nosotros, si el nombre tiene números.

Que tenga significado

Una de las reglas inquebrantables del “naming”, es escoger un nombre que, por muy abstracto que sea, guarde un significado con el negocio en cuestión. En este sentido, muchos hacen alusión a historias, anécdotas o vivencias pasadas para escoger un nombre; otros, tienen un apodo y lo usan como nombre de empresa.

Si lleváis a cabo estas claves, tendréis muchas posibilidades de no arrepentiros en un futuro de haber elegido el nombre que hoy ostentáis.

Aquí algunos de los artículos más populares que puedes consultar:

2019-03-28T14:20:33+00:00